Loader

Lugar para enamorados

  • Peyragudes
  • Aumentar tamaño de texto
  • Disminuir tamaño de texto
  • Imprimir

Fin de semana de esquí en dúo en Peyragudes

4-JEUX-DE-NEIGE-ADULTES-2-HPTE-SHUTTERSTOCK.jpg
0-Peyragudes.jpg
1-Peyragudes--2-.jpg
2-HAPY-TEST-PEYRAGUDES-HPTE-JN-HERRANZ--19-.jpg
3-Balnea-en-hiver.jpg

Nada más abrir las puertas, sentiréis como cruje el bonito suelo de castaño. Frente a las cumbres inmaculadas, las habitaciones juegan la carta de la sobriedad, pero con clase. Nada es demasiado, los detalles son precisos para dar un ambiente tranquilo y reparador. Esta casa de huéspedes es un pequeño nido de amor para vosotros. Un lugar donde amaros, rencontraros después de vuestra jornada de esquí, sobre las soleadas pistas de Peyragudes.

En el mapa

a partir de 177 € /persona Base 2 personas

  • 2 días/2 noches en casas de huéspedes con sello “Gîtes de France“ 3 espigas clasificadas como “Art de Vivre” en B&B
  • Forfait esquí 2 días en Peyragudes
  • 1 entrada (2h) en Balnéa, centro de balneoterapia

Contactáis Nathalie
para reservar esta estancia o obtener informaciones

Por email Por teléfono 33 (0)5 62 56 70 00

Los puntos fuertes

  • Una casa de huéspedes clasificada como “Art de Vivre” para su calidad
  • Un pueblo pirenaico de montaña en borde de lago
  • Peyragudes, una estación moderna e innovadora

Día 1

Llegada e instalación por la tarde en la casa de huéspedes.

Día 2

Desayuno. Esquí en el dominio de Peyragudes. Al final de la jornada, descanso en las calientes aguas naturales de Balnéa, vuestro centro de balneoterapia.

Día 3

Desayuno. Esquí en el dominio de Peyragudes. Fin de estancia.

Casa de huéspedes en el corazón de un pueblo tranquilo

Situada a casi 1.000m de altitud en el valle de Louron, en el corazón de un pueblo tranquilo, esta casa de huéspedes clasificada “Art de Vivre”, tiene como paisaje las cimas pirenaicas. Esta casa “bigourdane” es el lugar ideal para reponerse del tumulto de la vida diaria. En un jardín arbolado cerrado, unas cuantas hamacas para contemplar la naturaleza y la gran mesa bajo los árboles, para las comidas campestres. Las habitaciones tienen el mismo espíritu. Entre autenticidad y confort. Armarios antiguos, mullidas colchas, tonos anisados o azulados en las paredes, intensificadas por bonitos frescos y obras de artistas locales.
Las casas de huéspedes “Art de Vivre” tienen un carácter único, representativo de las riquezas paisajistas, culturales e históricas de nuestra región. Son la expresión de una identidad, de una tierra y de la profesionalidad en materia de construcción y urbanismo. Ellas constituyen nuestro patrimonio.

Vuestras casas de huéspedes:

Disponen de 4 habitaciones pudiendo acoger de 2 a 3 personas, comedor con chimenea, salón con juegos de mesa, biblioteca, televisión, terraza, jardín, parking.

Vuestra habitación "Bleue" para 2 personas:

En el 2º piso, comprende:
1 cama de 160
Sala de agua
Aseos separados

Peyragudes, vuestra estación de esquí

Peyragudes es, decididamente, un precioso dominio para deslizarse, en un entorno intacto. Desde su origen, la estación alardea de buenos servicios y animaciones, siempre sorprendentes e innovadores, con el fin de garantizar el placer del esquí sin límites.

1 restaurante de altura y 1 chalet Freestyle, con restauración rápida y terraza panorámica.

Para los esquiadores en hierba,

2 espacios para principiantes frente a las pistas, con 5 pistas, 1 telesquí, 1 telesilla, 2 transportadores y 1 tele cuerda.

para los corredores aprendices,

1 espacio nuevos deslizamientos, equipado con telesquí, tablas, big air, rails y una pista boardercross permanentemente abierta a todos.

Balnéa, vuestro centro de Balneoterapia

Al borde del lago y frente a las montañas, Balnéa os sumerge en un universo de refinamiento y belleza bruta.
El agua brota de fuentes calientes naturales, las inspiraciones lejanas y el descanso variado…

Con el Espacio Romano,

abandonaos al más puro bienestar. Laguna de agua termal, chorros hidro amasadores y cuellos de cisne, baño musical y baños con burbujas, jacuzzis, hammam, banquetas calientes… La bóveda y sus fachadas de vidrio, bañan este espacio con una luz natural ofreciendo, como decorado, la belleza de los paisajes.

Con el Espacio Amerindio,

el descanso en familia es ideal. Géiseres, nado contracorriente, cascada, jacuzzis, camas de burbujas… bajo la benevolente mirada de los inmensos tótems de madera maciza.

Con el espacio Onsen,

dejaos llevar por la moda japonesa. 3 piscinas exteriores de agua caliente, de 33° a 40° con una impresionante vista sobre las montañas pirenaicas, 1 jardín zen japonés, 1 pabellón japonés con una sala de crioterapia, 2 saunas con vista sobre las montañas.

Con el Espacio Tibetano,

la quietud, dedicada a la cara y el cuerpo. Tratamientos montaña, con aceite de árnica, masaje al aceite de caliente de sésamo y con bol tibetano, “Foot Thai massage” y “Taiko Yoga”, masajes ayurvédicos…

Con el espacio Inca,

las familias disfrutan de los baños exteriores en un agua a 37°, donde bambús, templo y estatuas os transportan a América Latina, al son de música peruana Nado a contracorriente, jacuzzi, chorros de agua, corredor de masaje, playa de piedras acondicionada para un baño de nieve en invierno… la felicidad, con el agua caliente y la diversión.

Con el restaurante,

el bienestar está, también, en el plato. Restauración equilibrada, sana y natural.

  • a partir de 177 € /persona -
  • Base 2 personas

El precio incluye

2 noches en casas de huéspedes con sello “Gîtes de France“ 3 espigas en B&B - Forfait esquí 2 días en Peyragudes - 1 entrada (2h) en Balnéa, centro de balneoterapia - Tasa de estancia - Gastos de tramitación.

El precio no incluye

Comidas – Seguros.

Validez

Invierno 2017/2018

Almuerzo panorámico:

Para amantes del almuerzo en modo, gran pantalla, dirección al restaurante de altitud. Rápidamente os conquistará la terraza al sol y el panorama que se os ofrece. ¡Un placer!

"La Vallée Blanche" en Peyragudes:

Un itinerario de 6km está señalizado y permite un fuera pista seguro, en un marco excepcional. Desde los primeros metros, el esquiador pasa por detrás de una cresta que oculta el resto del dominio esquiable: nos encontramos súbitamente en un universo natural, aislado de las pistas y del ruido que las rodea. Una verdadera impresión de alta montaña se refuerza por los paisajes, las cumbres circundantes y el arroyo que el esquiador sigue, en la última parte del descenso.